Meet me where your mind won't kiss me-

" - Bad art is more tragically beautiful than good art 'cause it documents human failure."

viernes, 18 de marzo de 2011

‎- Do you think you're better every day?
- No, I think I'm two steps nearer to my grave.

lunes, 14 de marzo de 2011

Una razón para empezar la semana.

Cuando cada día es mejor que el anterior-

martes, 8 de marzo de 2011

Firstday.

Cuarto décima, ahí vamos.
Por el primero de tres más.

Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios. Nervios.

Y no, no me gusta crecer.
Quiero volver a mi querida diecisiete, porque esos nueve años que pasé ahí fueron (en su mayoría) excelentes. Y no quiero dejar eso atrás. Sé que tengo, por miles y millones de diferentes razones, pero ¡Ay! Cómo duele crecer.